11 octubre 2018
España
lavanguardia.com
Gaming
Compartir

El gasto en apuestas crece un 5% en 2017, una subida "muy moderada" para la Comunidad por muchos locales que abran

(Madrid).- El director general de Control del Juego explica que supone una parte "muy pequeña" sobre el montante que mueve el juego privado

El director del área de Ordenación y Control del Juego en la Comunidad de Madrid, Fernando Prats, ha asegurado este miércoles que el gasto en apuestas ha subido un 5 por ciento en el año 2017 respecto al ejercicio anterior, un incremento que considera "muy moderado" por "muchas casas de apuestas que se abran".

Aparte, ha comentado que este segmento, que ha generado "alarma social", supone el 6,6 por ciento del gasto con 69 millones sobre los 900 millones que genera el sector del juego privado en la región.

Así lo ha indicado durante su comparecencia en la comisión de Presupuestos, Economía, Empleo y Hacienda de la Asamblea de Madrid al objeto de informar sobre la gestión en materia de ordenación de estas actividades en la región.

En este sentido, ha apuntado que el dinero "jugado" en la Comunidad de Madrid en diversas actividades de juego (lotería, bingo o apuestas...) fue de 5.296 millones de euros mientras que el dinero "gastado" o "real" se cuantifica en 1.420,8 millones de euros.

De este gasto real de 1.400 millones, el juego público se lleva el 36,2 por ciento (512 millones) mientras que el juego privado alcanza los 900 millones de euros. Las máquinas de juego de los bares y locales aglutina la mayor parte con 694 millones mientras que 158 millones van a parar a casinos, 115 millones corresponden a los bingos y 69 en las casas de apuesta.

En este punto, Prats ha señalado que pese a que se genera "alarma social" por la apertura de casas de apuestas supone una parte "muy pequeña" del global del dinero que mueve el sector privado. Además, ha apuntado a que se permite la actividad de hostelería frente a lo que ocurre con Andalucía y que hace que estos establecimientos estén "prácticamente vacíos".

También ha apuntado que se ha realizado una estimación "administrativa" sobre el empleo generado en el sector del juego que arroja 9.000 puestos de trabajo mientras que existe el Anuario del Juego en España que realiza el Instituto de Política y Gobernanza (IPOLGOB) de la Universidad Carlos III de Madrid eleva la cifra a los 12.500.

Además, Prats ha apuntado que más de 2.000 empleos los genera el sector del bingo y ha defendido la rebaja de la tasa fiscal del juego a esos locales que era elevada en estos establecimientos, que han caído en 20 años de 150 a 40 bingos.

La consejera de Economía, Empleo y Hacienda de la Comunidad de Madrid, Engracia Hidalgo, comparecerá este jueves en el Pleno de la Asamblea de Madrid, a petición del Grupo Parlamentario de Podemos, para explicar la situación del sector del juego en la región.

Ya la consejera explicó el pasado martes que la Comunidad de Madrid exigirá a los salones de juego y locales específicos de apuestas que refuercen los controles de acceso, en línea de lo que ocurre con los casinos y bingos, con el fin de dar más seguridad y protección jurídica a los usuarios y, en particular, a aquellos colectivos sensibles que puedan requerir de una especial atención.

El Ejecutivo madrileño pretende intensificar la supervisión para que la rotulación de estos establecimientos no incluya oferta de juegos que no estén autorizados así como adaptar la normativa sobre publicidad y promoción de este tipo de actividades a la normativa estatal específica de publicidad sobre juego.