8 noviembre 2018
Puerto Rico
hoylosangeles.com
Legislacion
Compartir

Asociación de Hoteles de Puerto Rico afirma que estudios de tragamonedas son incongruentes

(Puerto Rico).- Un examen somero de los estudios utilizados por la legislatura en Puerto Rico a la hora de legalizar 45.000 máquinas tragamonedas fuera de los casinos, revela que los mismos están "plagados de incongruencias y no contienen información que permita" a la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) evaluar el impacto de la propuesta de legalización de las mismas en los ingresos del gobierno y la Universidad de la isla.

Así lo dijo hoy en conferencia de prensa el presidente de la Junta de Directores de la Asociación de Hoteles y Turismo de Puerto Rico PRHTA, Pablo Torres.

La directora ejecutiva de la JSF, Natalie Jaresko, solicitó al liderato legislativo información adicional sobre la propuesta para que pueda evaluar su preocupación de que la "propuesta de la videolotería presenta un riesgo de 'canibalizar' otros ingresos incluidos en el Plan Fiscal, en particular los ingresos de juegos de azar, afectando potencialmente a la Universidad de Puerto Rico (UPR) y la Compañía de Turismo", según declaraciones escritas de la JSF.

"Hemos obtenido los estudios que la legislatura se ha negado a hacer públicos a los medios, que ni siquiera han sido compartidos con los legisladores, y que no han sido objeto de una sola vista pública", dijo Torres.

"Los compartimos en su totalidad con la prensa del país, así como compartimos el estudio realizado por la firma Spectrum. Un examen somero de los estudios utilizados por la legislatura revela que los mismos están plagados de incongruencias y no contienen información que permita a la JSF evaluar el impacto de la propuesta legalización de las tragamonedas en los ingresos que recibe el gobierno y la UPR de la operación de nuestros casinos," sostuvo.

Los estudios fueron realizados por el economista José Alameda y pagados por un grupo de dueños de máquinas de entretenimiento para adultos que en el 2017 operaban como la Unión de Operadores de Máquinas Electrónicas de Puerto Rico, (UDOME) y en el 2018 como la Asociación de Operadores de Maquinas de Entretenimiento (ADOME).

El estudio de 2017 establece una ganancia de 15.480 dólares por año por cada máquina, indicó.

El de 2018 provee dos cifras distintas al proyectar ganancias anuales de 15.000 y de 10.000 dólares por máquina, agregó.

"No solo existe contradicción entre los estudios de 2017 y 2018, sino que en el documento de 2018 se dan cifras distintas e incompatibles. En un mismo documento hay dos estimados distintos. Una diferencia de 5.000 que no tiene explicación lógica", sostuvo Miguel Vega, pasado presidente de los hoteleros.

Mientras el estudio de 2017 alega que existen 150 operadores que son dueños de 25.000 máquinas, el de 2018 afirma que existen 200 operadores que son dueños de 40.000 máquinas, explicó.

"En un año, con un huracán que lo afectó todo, se pretende que creamos que surgieron 50 operadores y 15.000 máquinas adicionales," cuestionó Vega.

Además, sostuvo que el estudio de 2017 propone empezar con 25.000 máquinas y añadir 1.000 por año hasta llegar a 40.000 mientras el de 2018 afirma que ya existen 40.000 máquinas en la calle.

"El irreal crecimiento de máquinas derrota la credibilidad de estos estudios. Más aún, demuestra la improvisación de la legislatura que establece empezar legalizando 25.000 máquinas y añadir 10.000 por año hasta ver si se llegan a 45.000", subrayó.

Uno de los aspectos más preocupantes de los estudios, según Vega, es el desconocimiento sobre los juegos de azar.

"Dichos estudios responden al interés particular de quien los pagó, los dueños de máquinas que operan ilegalmente. Deben distinguirse del estudio realizado por Spectrum Gaming Group a petición de la Compañía de Turismo. Spectrum no acepta contratos en los cuales el cliente pretenda obtener un resultado predeterminado", concluyó Torres.