29 noviembre 2018
Argentina
lanacion.com.ar
Legislacion
Compartir

Vidal y Larreta buscan recaudar $11.000 millones más con el juego

(Buenos Aires).- Horacio Rodríguez Larreta y María Eugenia Vidal decidieron coordinar esfuerzos frente al juego: después de proponer en simultáneo la creación de un impuesto del 2% sobre las apuestas ganadoras, el jefe de gobierno porteño y la gobernadora bonaerense se preparan para anunciar un convenio para regular las apuestas online.

Con ambas medidas esperan recaudar unos 11 mil millones de pesos en 2019. Es casi un tercio del costo de los subsidios al transporte y la tarifa social eléctrica que la Casa Rosada trasladó a ambos distritos.

El movimiento "en espejo" de Vidal y Larreta responde a una lógica operativa: aplicar tributos por separado podría alentar a los jugadores a mudar sus apuestas a uno u otro lado de la avenida General Paz. Unificar criterios facilita, además, el control fiscal y tecnológico.

Pero también responde a una lógica política -si se quiere- defensiva: juntos, los funcionarios diluirán mejor la resistencia que genera la regulación del juego online en un sector de la oposición y, particularmente, las críticas que desata en la Iglesia.

El convenio para que ambos distritos apliquen un mismo marco regulatorio sobre las distintas variantes del juego online (desde tragamonedas virtuales al póker, pasando por las apuestas deportivas y el turf, entre otras modalidades) ya fue girado desde la Ciudad a la provincia. Resta definir cuándo se harán públicos la firma y el anuncio.

El alcance del nuevo impuesto a las apuestas ganadoras se dio a conocer hace dos semanas: se trata de un 2% sobre el win de las tragamonedas porteñas y bonaerenses.

En La Plata estiman que podría recaudar hasta $7000 millones en 2019 con esta nueva carga. En Ciudad, por su parte, proyectan unos $2000 millones.

Sin embargo, la recaudación esperada con la regulación del juego online es más difícil de precisar, porque dependerá de muchos factores: desde cuánto tardarán la Ciudad y la provincia en reglamentar el sistema y desarrollar la tecnología para la fiscalización hasta qué tan dispuestas a tributar estarán las más de quince empresas (muchas trasnacionales) que hoy operan el juego online sin regulación alguna.

Más allá de estos condicionantes, en La Plata se ilusionan con recaudar entre 2000 y 2300 millones de pesos con la regulación de las apuestas por internet. En la Ciudad, en tanto, estiman que podrían conseguir entre 400 y 500 millones de pesos.

Un quiebre para Vidal

La línea rectora fue siempre la misma: que durante su gestión se iba a atacar el juego ilegal, no se iban a habilitar nuevas bocas para el juego legal y, que cada vez que lo permitiera la "salud" de las arcas bonaerenses, la oferta de juego legal también se iba a restringir.

Los argumentos en favor de regular el juego online también fueron siempre los mismos: que, regulado o no regulado, el juego online ya es una realidad, con más de 15 empresas nacionales e internacionales que captan apuestas de bonaerenses y porteños (sin contar los levantadores del juego clandestino, que también usan plataformas digitales).

Pero que, al regular el juego, no solo se puede fiscalizar la actividad, sino que habilita una fuente de ingresos para el Estado que puede ser destinada a la inversión social, al mismo tiempo que permite diseñar políticas contra la ludopatía.

También, que ni siquiera es necesario contar con una tarjeta de crédito o una cuenta bancaria para acceder hoy a las páginas de póker y apuestas deportivas, ya que se venden tarjetas "prepagas" en toda la provincia, lo que facilita un movimiento indeterminado de dinero sin blanquear. Y, por último, que las apuestas online son la modalidad de juego que se consolida en todo el mundo, por sobre los sistemas tradicionales.

¿Qué cambió, entonces? Los más de 30.000 millones de pesos que deberán cubrir Vidal y Larreta por subsidios al transporte y a la energía transferidos por Nación. Una iniciativa impulsada por el PJ en el Congreso nacional. Ahora, un sector del peronismo bonaerense se prepara para resistir la regulación del juego online.