6 diciembre 2018
Puerto Rico
elvocero.com
Slots
Compartir

Compañía de Turismo estrena nuevas tragamonedas

(Puerto Rico).- La Compañía de Turismo (CTPR) anunció la integración de unas 64 nuevas máquinas de juegos de azar y un nuevo jackpot que se estarán integrando a la oferta de 126 máquinas que mantienen en los 16 casinos que operan en la Isla.

El anuncio se da en momentos en que se espera que el gobernador Ricardo Rosselló firme el proyecto de reforma contributiva con el cual se legalizarían unas 25 mil máquinas tragamonedas que operan fuera de los casinos. Con la aprobación, las máquinas, que actualmente son reguladas por el Departamento de Hacienda, también pasarían a manos de la CTPR.

Jaime Irizarry Delgado, director de la división de juegos de azar, mencionó que las nuevas máquinas son parte de una alianza público privada (APP) que mantienen con la empresa Aristocrat, que se dedica al desarrollo de tecnologías para juegos de azar.

“Estas máquinas son el tope de línea de la marca Aristocrat y serán parte del Jackpot del Encanto Deluxe que será el upgrade del Jackpot del Encanto que actualmente está funcionando. Tienen lo último de tecnología en pantalla 4k y la programación de este jackpot será única para Puerto Rico”, mencionó Irizarry, quien también mencionó que las máquinas estarán acompañadas de otras pantallas en la parte superior en la que se mostrarán imágenes de la Isla para continuar fomentando el turismo.

Según explicó el funcionario, el nuevo jackpot permitirá que los jugadores puedan ganarse hasta $60 mil dólares con 50 centavos, mientras que con el Jackpot del Encanto, se puede dar un premio de hasta $30 mil con 36 centavos.

“Contrario a otras máquinas que no se sabe cuándo el premio se va a dar, con estas podemos saber cuándo se va a estar dando. Los premios se tienen que dar antes de la cifra límite. Se tienen que ir antes. Es un gran atractivo”, agrego.

El pasado año, la CTPR recaudó unos $12 millones aproximados con el Jackpot del Encanto. De esa cifra, $5.2 millones pasaron directamente al gobierno y el 30% de los mismos se destinaron a la Universidad de Puerto Rico (UPR). “Ëstos juegos tienen un rol importante en la actividad económica del país, pues parte de los recaudos van dirigidos a continuar fomentando el desarrollo de la Isla. Se beneficia el gobierno, la UPR y el fondo general”, sentenció.

Irizarry comentó que las maquinas que mantienen en los casinos son altamente tecnológicas y que conllevan unas certificaciones de laboratorios internacionales, contrario a lo que sucede con las tragamonedas que operan fuera de los casinos. Ante la controversia, aseguró, que de firmarse la reforma contributiva, estarán dispuestos y preparados para regularlas

La medida limitaría las tragamonedas a 250 por operador y hasta el momento, el gobierno no sabe a ciencia cierta cuánto dinero generaría la legalización de las tragamonedas, ni a donde se destinarán los recaudos. Previamente, el presidente de la Cámara, mencionó que podría tratarse de unos $160 millones; cifra que no se ha confirmado.

Las nuevas tragamonedas comenzarán a operar a partir del próximo 14 de diciembre.