8 abril 2021
Argentina
Diariodecuyo.com.ar
Bingo
Compartir

IVISA abre una nueva sala de bingo en San Juan

(Argentina).- La empresa Impresora Internacional de Valores SAIyC (IVISA), operadora del casino y de la explotación de los juegos de azar en San Juan, amplía su oferta con la inauguración de un nuevo salón de juegos en el centro, el cual funcionará según aseguran los empresarios, con los mismos estrictos protocolos exigidos en las otras seis salas que ya posee en la provincia.

Al confirmar la apertura del local en los próximos días en calle Laprida antes de Avenida Rioja, el director Comercial de IVISA, Claudio Ronzoni, dijo que debe ser el rubro con mayor control que hay en la provincia, ya que se le exige el cumplimiento de protocolos muy estrictos. "No debe haber otro lugar tan seguro", dijo el directivo al referirse a las salas de juegos que maneja y las medidas implementadas para evitar los contagios de coronavirus. La noticia se oficializó en momentos en los que la Nación prohibió la actividad en casinos, bingos, discotecas y salones de fiestas hasta el 30 de abril, y en San Juan aún no se sabe qué va a pasar. Al respecto, Ronzoni admitió que la pandemia le asestó un duro golpe al rubro, y estimó pérdidas superiores al 60% en la recaudación, debido al tiempo que estuvo cerrado el sector por la pandemia el año pasado, y luego con la reapertura en horarios reducidos y porcentajes de ocupación menores a los habituales. ""Para la empresa fue un daño muy importante. Supongo que debe ser bastante parecido a lo que sufrió el resto de la economía", dijo Ronzoni. Respecto a la nueva sala de juegos aún no hay fecha cierta de apertura, pero el gerente general del Casino, Mario Pereyra, dijo que es "inminente". Seguramente estará atado a lo que decida el Comité Covid provincial en consonancia con el Gobierno nacional. Agrego que creará 12 nuevos empleos y que ayer ya habían llegado gran parte del centenar de máquinas tragamonedas que tendrá la sala, que están siendo colocadas en estos momentos. En cuanto a la estética, será una sala parecida a las ya existentes en la provincia. En primera instancia contendrá solo máquinas tragamonedas y más adelante se le incorporarán ruletas electrónicas. Como en el resto de los bingos, los jugadores estarán separados con la distancia reglamentaria y con planchas o placas separadoras de acrílico. Ronzoni dijo que el objetivo de abrir la séptima sala responde justamente a la limitación en la cantidad de personas que pueden ingresar a los casinos en medio de la pandemia, y así evitar que exista mucha gente haciendo filas en el exterior, a la espera de que se desocupe el cupo permitido. "Teniendo una nueva sala nos da la oportunidad de incrementar la cantidad de lugar qué tenemos disponible para los clientes. La Caja de Acción Social nos restringe la cantidad de gente que podemos recibir actualmente que es un aforo del 50%, y debemos seguir un protocolo muy estricto en cuanto aspectos de limpieza y separación de máquinas", explicó el directivo, que agregó que esta apertura no permitirá recuperar los niveles de recaudación perdidos, en cambio sólo podrá darle cabida a un 10% más de público.

CIERRES Y APERTURA LIMITADA

El casino y salas de juegos se cerraron el 17 de marzo de 2020 y permanecieron así por casi cuatro meses, hasta que se autorizó la reapertura con un factor de ocupación de sólo el 10% de público. Ese porcentaje fue contraproducente por la gran cantidad de gente que se agolpaba afuera haciendo colas esperando algún turno para poder entrar a jugar. Entonces se autorizó un aforo del 30%, pero en septiembre ante un recrudecimiento sanitario por Covid, se volvió a cerrar casi un mes. Posteriormente se habilitó con un 30% de aforo, y finalmente ahora con el 50%. Los directivos dicen que a pesar de largos lapsos donde hubo ingresos cero, la empresa absorbió los costos, no se produjeron despidos y mantuvieron el nivel de sueldos, además de cumplir con las obligaciones impositivas. Indicaron que la caída en la recaudación del juego fue muy importante, al igual que el daño para la economía de la empresa. A eso se sumó que mucha gente tenía temor de salir hasta que fue adquiriendo confianza.

Los directivos refutaron las críticas acerca de la apertura de casinos cuando otros rubros de la economía o las escuelas están cerrados, y esgrimieron en cambio que cumplen protocolos estrictos que no sigue ningún otro rubro en la provincia. El director comercial dijo que "hay mucho desconocimiento" e instó a tener confianza en las decisiones del Gobierno que está velando por el interés público. Ronzoni destacó que a los clientes se les toma la temperatura y se los registra con DNI y domicilio. No pueden deambular por la sala, sólo sentarse en las máquinas que son sanitizadas a cada momento y que están a 2 metros de distancia.

  • Los sanjuaninos son menos jugadores

En IVISA dicen que los sanjuaninos están ubicados en la escala más baja del ranking nacional de los apostadores. "En general, los mendocinos son mucho más jugadores, al igual que la gente de Capital Federal. Chaco y Tucumán incluso tienen un nivel de juego por habitante mucho más alto que en San Juan", contó Claudio Ronzoni.

El directivo dijo que el sanjuanino es una persona más llana y sencilla, y que aunque tenga excelente posición económica no sale a andar en el auto más caro ni le gusta andar aparentando. Añadió que eso se refleja también en el nivel de juego que acá en San Juan es más bien un entretenimiento donde el nivel de apuestas es moderado. "Es como ir al cine, las máquinas tragamonedas en San Juan no son lugares donde la gente va y deja su salario porque el porcentaje de devolución de las máquinas es altísimo y lo que se persigue con eso es que una persona gaste un dinero, pero que invierta mucho tiempo en gastarlo", explicó el director comercial. Agregó que los grandes apostadores no van a las máquinas tragamonedas, sino a una ruleta, a un juego de paño, al quini o al loto.