8 julio 2021
Argentina
clarin.com
Bingo
Compartir

Los bingos de la provincia de Buenos Aires piden poder volver a abrir

(Buenos Aires).- En 2020 estuvieron cerradas 9 meses y este año ya suman tres sin poder operar. Emplean a unas 25 mil personas.

En 2020 fueron de las últimas actividades que volvieron a ponerse en marcha. Recién el 14 de diciembre las salas de bingo de la Provincia de Buenos Aires pudieron reabrir tras nueve mese cerradas con un aforo del 50%.

Sin embargo, el 9 de abril ya de este año y ante la llegada de la segunda ola de coronavirus la situación sanitaria obligó a un nuevo cierre. Y ante la falta de una respuesta de las autoridades provinciales, representantes de las salas de bingo que operan en la provincia de Buenos Aires le enviaron una carta al jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, para pedir por la reapertura de las salas.

“Durante el año 2020 las salas de bingo que trabajan en la provincia de Buenos Aires estuvieron sin operar por más de 9 meses, siendo una de las pocas actividades que ha mantenido el cese absoluto de su funcionamiento durante tanto tiempo. Luego de un importante esfuerzo de adecuación de infraestructura, una profunda capacitación a los colaboradores y el establecimiento de rigurosos protocolos sanitarios, el 14 de diciembre del año pasado se les permitió reabrir con un aforo del 50% y bajo estrictas condiciones y requisitos establecidos por el Ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires”, dice la carta firmada por Oscar Stefani (presidente UADEE), Gustavo Di Maggio (presidente CASCBA) y Juan Bautista Ordoñez (Country Manager Codere Argentina)..

Y agrega: “A lo largo de esos meses ha quedado evidenciada la capacidad del sector, de cumplir de manera estricta con las medidas impuestas, principalmente debido a la responsabilidad y el profesionalismo de todos los trabajadores de la industria. Los datos demuestran que han transitado este período prácticamente sin incidencia significativa de contagios en sala, ni en clientes, ni en proveedores ni entre sus empleados. Sin embargo, las condiciones generales de salud forzaron a un nuevo cierre general de actividades a partir del pasado 9 de abril”.

“Está claro que este nuevo cierre encuentra a esta industria en una situación más compleja y delicada aún que en la etapa anterior. Los 9 meses de 2020 sin actividad, sumados a los casi 3 meses que llevan completamente cerrados en 2021 los ha forzado a tomar medidas drásticas para garantizar la continuidad de su actividad, que hubiera sido imposible de no haber existido los distintos programas de apoyo estatal puestos en vigencia y la vocación de las empresas por mantener las relaciones laborales de sus colaboradores. Aun contando con estos esfuerzos, han tenido que implementarse reducciones salariales, renegociaciones con proveedores, y realizarse pedidos inéditos de financiación de sus compromisos fiscales particularmente a nivel local, que aún hoy no han logrado terminar de saldar”.

“Esta es una industria que busca continuar trabajando, garantizando el cuidado de la salud tanto de clientes como de empleados y proveedores. Es imperativo que se sigan generando ingresos genuinos para las familias de los más de 25.000 colaboradores que se desempeñan en la provincia, y siendo además una fuente importante de ingresos fiscales tanto para la provincia de Buenos Aires como para los municipios donde operan”.

“Solicitamos entonces puedan reevaluar la situación de las salas de bingos en la provincia de Buenos Aires, tomando en consideración el estricto protocolo, y las recientes aperturas de otros servicios, con la idea de poder habilitar una operación que continúe con los máximos cuidados sanitarios”.

Los responsables de los bingos remarcan además que la actividad es similar a la que se lleva a cabo en cines, teatros y otros lugares de esparcimiento que a diferencia de ellos ya fueron habilitados a funcionar excepcionalmente en fase 3, operando con aforo reducido y protocolos similares.