30 julio 2021
Argentina
Clarin.com
Bingo
Compartir

En los bingos bonaerenses solo reabrieron las salas de tragamonedas

(Buenos Aires).- -El miércoles de la semana pasada volvieron a funcionar los bingos de la Provincia de Buenos Aires, una medida largamente esperada por los empresarios del sector. Pero la reapertura se produjo con dos limitaciones.

La primera, la capacidad de los salones, reducida al 30% del total para el cual están habilitados. Y la segunda tiene que ver con el juego de bingo propiamente dicho, ya que solo se habilitaron los sectores de máquinas tragamonedas.

Por razones que tendrían que ver con la mayor dificultad para llevar adelante protocolos sanitarios, los sectores de mesas de juego con cartones permanecen clausurados y por el momento no está previsto que vuelvan a funcionar.

"No hay posibilidad de que se abran otros sectores próximamente", indican desde el Instituto de Loterías y Casinos de la Provincia de Buenos Aires. Y remarcan que aun si se dispusiera aumentar el aforo del 30% actual a un 50% -ya sea por la aplicación de un "pase sanitario" para vacunados o por otro motivo- sería "siempre en el sector de tragamonedas".

"En la medida que evolucione favorablemente la caída del número de infectados y las zonas mejoren, el aforo va a aumentar. Si pasa el Conurbano a fase 5, el aforo aumentará a un 50% o más", explican. Pero no para jugar al bingo.

En el Instituto afirmaron que "se está aplicando un reglamento riguroso para seguir las recomendaciones sanitarias", Y que desde el Ministerio de Salud les aconsejaron "para evitar contagios no incluir los juegos de paños, ruleta y juegos de cartas como black jack y poker en los casinos, y del mismo modo las mesas de bingo".

Se trata de evitar los amontonamientos de gente. Además de que creen que existen muchas situaciones propias de las emociones que no son fáciles de controlar, como los abrazos ante un resultado favorable. Además del contacto con cartas y fichas que incluyen un protocolo para sanitizar que "podría resultar complicado".

Si bien bares y restaurantes tienen un aforo de un 50% y se incluyen los certificados de vacunación, en el caso de los bingos y casinos, se posibilitó su apertura con un porcentaje menor precisamente para evitar amontonamientos.

Ahora los bingos en su reapertura realizaron distintos procedimientos para respetar los protocolos dispuestos por las autoridades provinciales.

En este sentido, se dispuso una separación intermedia entre las máquinas de tragamonedas, se incorporó una sala de espera con distancia social para que no se genere un acumulamiento de personas en la sala y que tampoco tengan que esperar en la calle, y están todos los procesos dispuestos para sanitizar.

Entre las salas de bingos que fueron habilitadas se encuentran las de Almirante Brown, Avellaneda, Berazategui, Ezeiza, Hurlingham, La Matanza, Lanús, La Plata, Lomas de Zamora, Luján, Malvinas Argentinas, Merlo, Moreno, Morón, Olavarría, Pilar, Quilmes, San Fernando, San Martín, San Miguel, Tres Arroyos, Tres de Febrero y Zárate. También reabrió el casino de Tigre.