29 mayo 2020
Mexico
milenio.com
Casino
Compartir

Aieja: La pandemia ha sido un duro golpe para los casinos

(México).- Miguel Ángel Ochoa, presidente de la Asociación de Permisionarios, mencionó que habrá algunos que ya no abrirán, mientras otros lo harán con el 50 por ciento de su capacidad, lo que les afectará en ganancias.

La industria de entretenimiento y casinos aún no tiene fecha de retorno a la actividad, el impacto económico, tras dos meses de paro temporal por la pandemia, ha sido “un duro golpe que los ha dejado muy lastimados”, consideró Miguel Ángel Ochoa, presidente de la Asociación de Permisionarios, Operadores y Proveedores de la Industria del Entretenimiento y Juego de Apuesta en México (Aieja).la Industria del Entretenimiento y Juego de Apuesta en México (Aieja).
 
El directivo adelantó que al retornar a la actividad será al 50 por ciento de la capacidad, dado que continuarán con la sana distancia, y estiman que esta nueva normalidad llevará al sector dos años para recuperar los niveles de ingresos del 2019.
 
El dirigente comentó que lo que resta de este año y el siguiente serán de recuperación. 
 
“El regreso será paulatino, de los más de siete mil empleos directos que genera esta industria en el estado, regresarán entre tres mil a tres mil 500”. 
 
En cuanto a la derrama económica, indicó que se recuperará una parte, considerando que no se sabe si todos los casinos abrirán. 
 
“Algunos de ellos nos han manifestado que no regresarán, ya que abrir al 50 por ciento de la capacidad no es atractivo. Entonces algunos casinos se tardarán más en abrir que otros”.
 
Dijo que para el gobierno de Nuevo León le ha significado dejar de recaudar por el impuesto a los casinos unos 200 millones de pesos en dos meses.
 
Ochoa mencionó que este 2020 se planteaba mucho mejor que el 2019, previo a la pandemia, y ahora el panorama es incierto.
 
“Estamos conscientes que no regresarán al 100 por ciento de las salas, evidentemente por dos razones, primeramente, porque la misma gente tendrá miedo a salir aun cuando se diga que podemos reanudar actividades, y la otra habrá que adecuar estos espacios, lo que permitirá sólo admitir la mitad del afloro a estas salas”. 
 
Refirió que habrá protocolo homologado para todos, pero aún no se tiene definido.
 
Indudablemente que serán el de sana distancia, control de acceso, toma de temperatura, gel antibacterial y los cubrebocas.
 
Actualmente la industria de casinos aporta 1.0 por ciento al PIB, una actividad económica muy atractiva para la población de la tercera edad. En Nuevo León, apenas alcanza el 0.75 por ciento del PIB.
 
Añadió que la industria de casinos genera en Nuevo León unos siete mil empleos directos y 17 mil empleos indirectos; existen unas seis mil 500 máquinas instaladas y Nuevo León se ubica en el tercer lugar a nivel nacional de la industria de casinos con 34 salas autorizadas.
 
La derrama económica que deja al año asciende a mil millones de pesos.
 
Desde el 2017, el Gobierno del Estado cobra un gravamen a los casinos que operan en la entidad, de los cuales 35 por ciento corresponde a los municipios y el 65 por ciento al Estado.