23 febrero 2021
Mexico
eleconomista.com.mx
Casino
Compartir

Detectan actos de omisión de la Segob en Juegos y Sorteos durante 2019

(México).- La Auditoría Superior de la Federación mencionó que la Dirección General de Juegos y Sorteos no comprobó que los ingresos generados por las actividades autorizadas que le reportan los permisionarios sean los que efectivamente generaron en el ejercicio, ya que sólo reciben el reporte de ingresos, que dan por bueno sin validación alguna cada mes, y por lo tanto se desconoció si pagaron correctamente las participaciones.

La Auditoría Superior de la Federación (ASF) determinó que la Dirección General de Juegos y Sorteos (DGJS) de la Secretaría de Gobernación (Segob) no realizó durante 2019 actos de verificación suficientes para evitar colusión entre permisionarios; participación extranjera mayor al 49% y que sus ingresos no correspondan con los aprovechamientos que pagan.

En su tercera entrega de fiscalización a la Cuenta Pública 2019, la Auditoría encontró diversos actos de omisión por parte de supervisores de dicha dirección.

Por ejemplo, que no vigilaron la composición accionaria de las empresas permisionarias de Juegos y Sorteos, puesto que se identificó que la empresa Codere México, S.A. de C.V. es accionista mayoritario en siete permisionarias, además de ser accionista en empresas como Grupo Caliente, que se integra de Hipódromo de Agua Caliente, S.A. de C.V., y cuatro permisionarios más, de lo cual la DGJS no acreditó tener conocimiento.

Asimismo, respecto a la permisionaria Administradora Mexicana de Hipódromo, S.A. de C.V., la Auditoría evidenció que la Dirección de Control y Regulación de Centros de Apuestas Remotas y Salas de Sorteos no presentó la conformación accionaria para el cumplimiento de lo estipulado en el permiso respecto de la integración del capital social que no deberían tener accionistas extranjeros más del 49%, y que en caso contrario se debería revocar el permiso.

En otro caso, la ASF mencionó que la DGJS no comprobó que los ingresos generados por las actividades autorizadas que le reportan los permisionarios sean los que efectivamente generaron en el ejercicio, ya que sólo reciben el reporte de ingresos, que dan por bueno sin validación alguna cada mes, y por lo tanto se desconoció si pagaron correctamente las participaciones.

Por otro lado, determinó que la DGJS conoció las modificaciones a los estatutos sociales que efectuó la empresa Administradora Mexicana de Hipódromo, S.A. de C.V., ya que fue un requisito para la autorización de los cambios al acta constitutiva de la empresa, y permitió modificar los estatutos para estipular que toda empresa extranjera que adquiriera un interés o participación en la sociedad, se considera por este simple hecho como mexicano.

La Auditoría Superior mencionó que la DGJS no actualizó la base de datos de los estados financieros trimestrales y anuales del ejercicio 2019, así como las participaciones pagadas en 2019 por los Centros de Apuesta y Salas de Sorteos, además de que no aseguró la transparencia en la asignación de los inspectores a cargo de la supervisión de los sorteos en el ejercicio 2019.

Cabe destacar que la DGJS tiene registros de 36 sociedades mercantiles (empresas) con un

total de 50 permisos otorgados, entre ellos Pur Umazal Tov;Operadora Cantabria; Superjuegos Robin; Grupo Océano Haman; Operadora de Apuestas Caliente; Espectáculos Latinoamericanos Deportivos;  Espectáculos Deportivos de Cancún;  Administradora Mexicana de Hipódromo; Promociones e Inversiones de Guerrero; 18 Divertimex y 24 Promojuegos de México, entre otros.

El caso Hipódromo de las Américas

La Auditoría revisó el permiso DGG/SP/450/97 otorgado a Administradora Mexicana de Hipódromo, S.A. de C.V, a cargo del Hipódromo de las Américas en la Ciudad de México, e identificó que se presentó una denuncia de hechos ante el Área de Quejas del Órgano Interno de Control (OIC) en contra de la DGJS para que la Segob lleve a cabo una investigación de los accionistas que se encontraban vigentes en la permisionaria y estaban registrados por la DGJS, así como el porcentaje de participación por cada uno de los socios.

Al respecto, la DGJS respondió que los accionistas vigentes que tenía registrados eran Impulsora de Centros de Entretenimiento de las Américas, S.A.P.I. de C.V. con el 99.99 % de las acciones y Servicios Administrativos del Hipódromo, S.A. de C.V. con el 0.01 por ciento.

“La Dirección de Control y Regulación de Centros de Apuestas Remotas y Salas de Sorteos le manifestó al OIC en la SEGOB que no contaba con documentación que se relacionara con la compra de acciones de Administradora Mexicana de Hipódromo, S.A. de C.V., por parte de Grupo Codere (de España); sin embargo, omitió informar que sí se efectuaron modificaciones de accionistas, lo que representó aumento y disminución de acciones (venta y compra), con lo cual la empresa Codere México, S.A. de C.V. quedó como accionista mayoritaria de Impulsora de Centros de Entretenimiento de las Américas, S.A.P.I. de C.V. (quien a su vez es accionista del 99.99% de la empresa permisionaria Administradora Mexicana de Hipódromo, S.A. de C.V.)”, reveló  la ASF.

“Asimismo, en las Condiciones de Revocación del permiso, cláusula quincuagésima primera el incumplimiento antes citado es causa de revocación del permiso”, determinó.

Posible corrupción en permisos

El 15 de diciembre, la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, llamó a denunciar posibles actos de corrupción desde la Dirección General de Juegos y Sorteos de esa dependencia, al detectar la emisión de permisos no autorizados.

Al encabezar en aquella fecha la Cuarta Sesión Ordinaria del Consejo Consultivo del Instituto para el Federalismo y el Desarrollo Municipal (Inafed), Sánchez Cordero hizo un llamado a presidentes municipales -principalmente- a denunciar posibles actos de corrupción.

"Con su colaboración podremos hacer frente a las prácticas de corrupción y procedimientos ilegales. Hasta ahora hemos detectado en esta área, pero puede haber muchas otras áreas en muchas otras dependencias que se esté haciendo lo mismo, por eso es importante la denuncia", dijo.

"Un enérgico y atento llamado a denunciar e informar sobre actos de corrupción sobre cualesquiera que éstos sean. En últimas fechas se han suscitado en distintos puntos del país, en el que se han detectado la existencia de diversos permisos o autorizaciones de juegos y sorteos apócrifos.

"Han sido cientos, cientos de permisos apócrifos de autorizaciones para llevar a cabo juegos y sorteos, desde peleas de gallos hasta sorteos apócrifos.

Hemos tenido noticias por varios presidentes municipales, a los cuales se les han mandado oficios supuestamente de esta Dirección General de Juegos y Sorteos, cancelando juegos que ya habíamos nosotros aprobado, o bien sorteos o autorizaciones que no habíamos dados en ambos sentidos. Unas que sí habíamos dado y que cancelan, y otras que no habíamos dado y que están autorizadas apócrifamente de manera apócrifa", dijo en aquel entonces.

El 12 de octubre pasado, El Economista publicó que la Secretaría de Gobernación (Segob) -a través de la DGJS - ha clausurado 24 casinos clandestinos durante la actual administración federal, principalmente en Sonora, Nuevo León, Michoacán y Jalisco.

De acuerdo con un informe de la Dirección de Juegos y Sorteos, instancia al interior de la Segob, del 1 de septiembre del 2019 al 17 de agosto pasado, se han clausurado en Sonora, por ejemplo, al menos ocho establecimientos con nombres como Joker Casino; tres con el nombre de Casino Las Vegas; dos con el nombre de Casino Cima 777; uno llamado Onni Casino; y otro más sin nombre, entre otros.