24 mayo 2021
Argentina
SoloAzar
exclusiva
Compartir

´La Marca Personal es una de las principales habilidades laborales y profesionales´

(Argentina).- Gustavo Pagano, Personal Brander y Gerente de Marketing en Grupo Midas, resalta la importancia de la Marca Personal: "Aquellas organizaciones que quieran destacarse y ser referentes de su sector, y sobre todo en los tiempos de incertidumbre que estamos atravesando, deben contar con colaboradores que sepan gestionar de manera efectiva su Marca Personal para posicionarse como sus "Embajadores de Marca".

Para empezar, definamos qué es la Marca Personal. La Marca Personal es la huella que dejamos en los demás. Es cómo nos perciben a cada uno el resto de las personas gracias a cada acción que llevamos a cabo, comunicamos y transmitimos a diario en el ámbito profesional, tanto en el entorno digital como offline. Lo que define nuestra Marca Personal es qué es lo que aportamos, aprendemos y cómo brindamos valor a los demás en nuestro ámbito laboral y profesional.

Por otro lado el Marketing Personal son todas aquellas estrategias y acciones que generamos para difundir nuestra Marca Personal, impliquen redes sociales, medios de comunicación tradicionales o ámbitos profesionales y laborales.

Aquellas organizaciones que quieran destacarse y ser referentes de su sector, y sobre todo en los tiempos de incertidumbre que estamos atravesando, deben contar con colaboradores que sepan gestionar de manera efectiva su Marca Personal para posicionarse como sus "Embajadores de Marca".

Los colaboradores que tengan una estrategia de Marca Personal y de desarrollo profesional clara, lo transmiten a su ámbito laboral, potenciando la labor en su equipo de trabajo y a la organización en su conjunto.

Cuáles son los principales beneficios para las organizaciones de trabajar con la Marca Personal de sus colaboradores:

  1. Al potenciar su Marca Personal el colaborador conecta con sus valores y pone de manifiesto su personalidad.
  2. Comunica sus logros y talentos por diferentes redes sociales para hacerse visible.
  3. La organización gana en visibilidad y prestigio por esa huella que deja su capital humano.
  4. La organización gana prestigio en su Marca Empleador, a través de la realización de acciones positivas con sus colaboradores, logrando ser elegida como un "buen lugar de trabajo".
  5. Mejora en la percepción del cliente o profesional a la hora de elegir nuestra organización debido al cambio en el actitud y la atención de sus colaboradores.
  6. La organización logra la atracción y retención de talentos en las organizaciones.
  7. Con estas prácticas la organización logra tener cuatro beneficios directos: colaboradores empoderados, mejora de la imagen

Pero por supuesto, es muy probable que haya barreras de entrada o limitaciones culturales en las organizaciones que impiden la rápida implementación de estas prácticas y que habría que superar, algunos de ellas pueden ser:

  • Falta de adaptabilidad y resistencia de la organización a los nuevos escenarios.
  • No destinar presupuesto para la inversión en redes sociales, eventos de capacitación y motivación de los colaboradores.
  • Temor de capacitar a los colaboradores para luego perderlos.
  • Políticas débiles o inexistentes de crecimiento y desarrollo de personal.

Lo cierto es que estamos atravesando un nuevo escenario donde valorar la Marca Personal (Profesional) de nuestros colaboradores hará la diferencia entre subsistir y atravesar estos momentos de manera más sólida y coordinada con nuestros equipos de trabajo.

En este nuevo contexto, la Marca Personal es una de las principales habilidades laborales y profesionales necesarias que todas las organizaciones deben fomentar.

Asimismo, las organizaciones no pueden decidir lo que sus colaboradores difunden en sus redes sociales, pero sí pueden beneficiarse en la difusión de sus buenas prácticas o acciones que realiza la empresa.

Y para finalizar, cuáles pueden ser algunos de los pasos que nuestra organización podría empezar a implementar para obtener los beneficios de estas prácticas.

  • Vencer los viejos paradigmas que impiden la visibilidad de nuestros colaboradores por miedo a que dejen su trabajo o sean tentados por otra empresa. 
  • Las organizaciones deben fomentar que sus colaboradores se conviertan en embajadores de marca, desde gerentes hasta atención al cliente u otras posiciones. 
  • Crear programas que forman a los colaboradores para que puedan mejorar su marca personal al mismo tiempo que promuevan la estrategia global de la compañía. 
  • Compatibilizar los valores de la organización con los de los colaboradores y promover el concepto de "propuesta de valor".

Lo importante es que las organizaciones sean conscientes de esta nueva corriente de gestión de su capital humano y de los grandes beneficios que su implementación otorgaría sobre branding empresarial en el corto, mediano y largo plazo.