28 mayo 2020
España
elrecreativo
Gaming
Compartir

Publicado el Informe ´EL JUEGO EN LA COMUNIDAD DE MADRID 2019´

(España).-- Hoy en día, todos los mercados están regulados por complejas normativas que aseguran los derechos de los consumidores, de los empleados, de los proveedores, la calidad y homologación de los equipos, etc. La complejidad de estas regulaciones es inevitable: la seguridad de los consumidores requiere ese armazón normativo. Pero hay dos mercados en los que propiamente no hay mercancías ni servicios que transar: su materia prima es ese intangible que es el dinero: la banca y el juego. La regulación debe ser exhaustiva. Más vale no improvisar con ellos.

En los dos últimos años el juego ha saltado a la atención de la opinión pública y publicada. La elevada exposición del juego online a través de la publicidad en televisión y en las retransmisiones deportivas y la presencia de locales de juego que pretenden llamar la atención de sus potenciales clientes han suscitado esta curiosidad. Sorprende que el juego como entretenimiento, el que se desarrolla en casinos, bingos, salones, apuestas o máquinas en bares, suscite pasiones encontradas; mientras que los de suerte pura, las loterías, rascas, etc. parecen socialmente asumidas.

La creación de mercados de juego ha sido una construcción del derecho administrativo desde mediados del siglo XX en Estados Unidos y Gran Bretaña. La legalización el juego en España en 1977/78 siguió sus pasos, y ha funcionado correctamente: creó un mercado con empresas transparentes, se protegen los derechos de los consumidores y se abrió una oferta de entretenimiento para la que había una demanda que se hubiera canalizado hacia vías más inseguras. Este mercado y estas empresas crean empleo en una cuantía considerable, pagan grandes cantidades de impuestos especiales que sirven para financiar servicios clave -por ejemplo, en una cuantía similar al coste anual de los servicios de emergencias de la Comunidad de Madrid-, y cotizaciones sociales que garantizan las pensiones de sus empleados. Su transformación en estos años con la apertura de salones de juego ha contribuido a activar el mercado inmobiliario. En un momento en el que muchos sectores del comercio se están transformando y desaparecen de nuestras calles, el juego tomó el relevo con importantes inversiones en calles y avenidas relevantes de nuestras ciudades. La alternativa son locales vacíos. Además, ofrecen entretenimiento a precios muy moderados. El gasto por visita de un cliente no excede del que pueda hacer cualquiera en un bar, en un cine, un espectáculo o en un restaurante con los amigos o la familia o en cualquier actividad de ocio. Desde el punto de vista estrictamente económico, hay que resaltar que son empresas que han superado la crisis que golpeó especialmente a los sectores del ocio y del entretenimiento. El resultado es que están creando empleo estable e incrementando la oferta de ocio.

 

Con este informe avance, las patronales del juego madrileñas ofrecen a las Administraciones, partidos, responsables políticos, medios de comunicación y opinión pública en general, la información sobre el juego y su dimensión económica e implicaciones. Cualquier cambio normativo debe hacerse teniendo en cuenta a las empresas y la realidad del sector, sin dejarse llevar por opiniones sin fundamento o emociones desenfocadas.

La sociedad madrileña se juega mucho con este sector: varios miles de empleos, su impulso en el mercado inmobiliario, su oferta de entretenimiento para los madrileños y para los cada vez más numerosos turistas que impulsan nuestra economía. Y las administraciones deben medir también su contribución fiscal y en cotizaciones sociales.

La regulación del juego, imprescindible, debe hacerse teniendo en cuenta la realidad y que es un sector en el que las improvisaciones pueden resultar caras socialmente. Hay una delgada línea entre prevenir e incentivar, entre dosificar la oferta y abrir las puertas a ofertas incontroladas. La prevención de los efectos negativos de cualquier actividad debe ser discreta y para los públicos que realmente pueden ser afectados.

RESUMEN EJECUTIVO

Los datos de 2019 sobre los juegos de SELAE y la ONCE aún no se conocen. Los relativos al juego de entretenimiento se conocen para 2019 o para sus tres primeros trimestres, por tanto, se pueden hacer estimaciones consistentes para el conjunto del año.

En 2018, en la Comunidad de Madrid, las empresas públicas y privadas organizadoras de los diferentes juegos, tuvieron unos ingresos de 1.818,6 Mill. €, esta cantidad es la diferencia entre las cantidades jugadas y los premios, que también se puede denominar “juego real”. Se dividió en un 60/40 casi exactos entre 1.080 Mill. €
gestionados por los operadores públicos, en loterías y apuestas, y 738,5 Mill. € gestionados por operadores privados, en juegos de entretenimiento.

En 2019 se produjo un leve descenso del conjunto del juego de entretenimiento, especialmente en máquinas “B” en hostelería compensado en parte por los salones de juego.

Descargar el Informe «EL JUEGO EN LA COMUNIDAD DE MADRID 2019»

Entidades empresariales patrocinadoras: 

  • AEJOMA (Asoc. de Empresas de Establecimientos de Juego y Ocio de Madrid).
  • AMADER (Asoc. Madrileña de Empresarios del Recreativo). • ANDEMAR-MADRID (Asoc. de Empresarios de Máquinas Recreativas de Madrid). 
  • ASEJU (Asoc. de Empresas de Juegos Autorizados).
  • ASMAREM (Asoc. de Máquinas Recreativas de Madrid) (FEMARA MADRID).
  • OMEGA (Asoc. Empresarial Madrileña de Establecimientos de Juego).
  • OPEMARE (Asoc. Provincial de Madrid de Empresas de Máquinas Recreativas y de Azar).

Fuentes de información:

  • Anuario del Juego 2019. Universidad Carlos III.
  • Comunidad de Madrid. Dirección de Área de Ordenación y Control de Juego.
  • CEJBingo (Confederación de Organizaciones Empresariales del Juego del Bingo).
  • Instituto Nacional de Estadística.
  • Ministerio de Hacienda. Dirección General. de Ordenación del Juego.
  • Ministerio del Interior.
  • ONCE.
  • SELAE. Dirección de Operaciones de Juego.