16 diciembre 2021
Uruguay
noticiasporelmundo.com
Legislacion
Compartir

Los argumentos del gobierno para autorizar el juego online en los casinos de Uruguay

(Uruguay).- Una delegación del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) y de la Dirección Nacional de Casinos, presentó el jueves pasado en el Parlamento el proyecto de ley que tiene por objetivo autorizar el juego online en casinos del país.

La iniciativa faculta al Poder Ejecutivo a explotar directamente esa modalidad, y autorizarlo en concesionarios que ya tienen licencias para juego presencial, tanto en el sistema mixto como en el privado.

El subsecretario de Economía y Finanzas, Alejandro Irastorza, explicó que tras el cierre de las salas de juego que se decretó debido a la pandemia, varios operadores de los casinos mixtos solicitaron que se incorpore la modalidad online.

Entre los solicitantes mencionó notas firmadas por el grupo Criohsa, que opera el Casino Radisson Victoria Plaza de Montevideo; el Grupo Boldt y el Grupo Peralada, que operan los hoteles y casinos de Salto y Rivera, y por Hípica Rioplatense, que explota las salas de Montevideo Shopping, 18 de Julio, Géant, Las Piedras y Pando. También es un pedido que han realizado casinos privados como Enjoy, e incluso el grupo Cipriani para su demorado proyecto en Punta del Este.

“La actividad ilegal ha avanzado notoriamente; por eso esto va a ir a combatir de alguna manera el juego ilegal online. Elevamos este proyecto de ley para regularizar el tema y dotarlo de una reglamentación bien estricta y contundente”, afirmó Irastorza, según la versión taquigráfica de la Comisión de Hacienda  a la que accedió El Observador.

Por su parte, el director general de Casinos, Gustavo Anselmi, explicó que el juego online ya existe en casi todas partes del mundo. “Está regulado y reglamentado, se respeta, y es una herramienta más que tiene Uruguay para reglamentar el mercado online porque, como está prohibido, se encuentra totalmente descontrolado, por más que la Dirección Nacional de Loterías y Quinielas hace todos los esfuerzos para cancelar los sitios que se instalan aquí”, apuntó.

Plataformas, registros y trazabilidad

Anselmi explicó que se trata de una plataforma o software, que hoy está totalmente certificado por empresas especializadas. Esas empresas son las que certifican los slots y también las plataformas online, que se llaman GLI y son similares a las normas de calidad ISO. A ese software se le alquila un alojamiento en la nube, y se le carga la modalidad de juego a autorizar, sea ruleta, cartas o slots, por ejemplo

Según explicó, la Dirección General de Casinos puede contratar su propia plataforma. También pueden explotarla los operadores mixtos si hacen un consorcio y tienen una sola plataforma, y si no tienen un consorcio, cada uno de ellos podría proporcionar la suya. En el caso de los casinos privados, el Poder Ejecutivo prevé realizar otra reglamentación específica para el sector.

El jerarca añadió que el registro de personas se hace como en cualquier página web o aplicación, mediante una declaración jurada de todos sus datos. La plataforma no le permitirá registrarse si no se encuentra dentro del territorio uruguayo. Esta información surge del ID y de la geolocalización, por lo que la persona no podrá jugar si no está dentro del territorio uruguayo, aunque este podría ser un punto a “pensar” en la reglamentación.

Por ejemplo, el senador del Partido Nacional, Jorge Gandini, planteó que si los uruguayos terminan jugando en Las Vegas, por qué los extranjeros no podrían participar de un campeonato internacional de póker en un casino uruguayo estando en Brasil o EEUU.

En cuanto a los medios de pago, Anselmi explicó que solo se puede jugar con tarjeta de crédito. Cuando el cliente se registra, ingresa los datos de la tarjeta que va a utilizar y eso permite conocer el origen de los fondos que están bancarizados.

El titular de Casinos, también señaló que las plataformas también tienen un proyecto de “juego responsable”. “Cuando el cliente se registra eso es totalmente parametrizable. Ahí se incluyen los máximos que puede jugar y que puede perder, así como las máximas partidas que puede hacer por minuto o por hora, y si no cumple, altera o se sobrepasa de esa trazabilidad, se lo saca del juego. También cuenta con un registro de autoexclusión, como tienen los casinos, pero esto es más fuerte porque gracias al software es fácilmente detectable”, afirmó Anselmi. Según el jerarca, tampoco existirán bonos de bienvenida a otros sitios de juego.

Aumento de ludopatía y  jugadores patológicos

El senador del Frente Amplio, Alejandro Sánchez, manifestó durante la sesión su preocupación por el “aumento de la ludopatía”, y puso como ejemplo lo sucedido en España donde ha habido “un incremento sostenido” desde la legalización del juego en línea, según dijo.

También apuntó a que la posibilidad de que existan distintas plataformas hace que el autocontrol sobre un jugador patológico se vuelve más complejo. “Si lo tengo jugando en mi plataforma y lo bloqueo, tengo pocos incentivos, como empresa, para hacerlo, dado que se puede ir a jugar a otra plataforma de mi competidor. Eso también genera dificultades, además de que, al haber múltiples plataformas, va a resultar bastante complejo y nada prevé el proyecto de ley acerca de los controles que vamos a poder ejercer sobre los flujos que ingresan y que salen”, afirmó Sánchez.