10 junio 2022
España
okdiario.com
Legislacion
Compartir

El Ayuntamiento de Palma expulsa a las nuevas salas de juego a las afueras de la ciudad

(Palma).- Si el Govern balear presidido por Francina Armengol anunciaba a finales de abril una próxima modificación de la Ley del Juego con el fin de paralizar la concesión de licencias de salas de juego hasta que el número actual (140) se reduzca a la mitad (75), el Ayuntamiento de Palma, por su parte, expulsa a las nuevas salas de juego a las afueras de la ciudad, tras anunciar hoy que una vez que entre en vigor el nuevo Plan General -todo apunta que a finales de año- no permitirá la apertura de estos locales, si a menos de 50 metros hay tres bares o restaurantes ya instalados, ni tampoco a menos de 500 metros de equipamientos públicos o privados, ya sean zonas verdes o centros docentes, sanitarios, asistenciales, socioculturales, multifuncionales o deportivos.

Las salas de juegos de azar, bingos, casino y apuestas son establecimientos públicos con las mismas restricciones de densidad que los bares y restaurantes. Esto implica que la densidad máxima de todos estos establecimientos que permite el nuevo Plan General es de tres en un radio de 50 metros, y también uno máximo de 30 metros de fachada en este mismo radio (si se suman bares, restaurantes y salas de juego). Por otra parte, no podrá haber dos establecimientos contiguos.

«Estos establecimientos tienen consecuencias perjudiciales para la salud pública, la sociedad y la economía, por eso es necesario tomar medidas que limiten su proliferación», ha señalado la concejala de Modelo de Ciudad, Vivienda Digna y Sostenibilidad, Neus Truyol, después de la reunión del Consejo de Gerencia de Urbanismo. «Además, se trata de locales que pueden ser frecuentados por niños y jóvenes, y esto nos alarma aún más», abundó la edil.