11 enero 2016
Brasil
SoloAzar / innovategaming.com
Loteria
Compartir

Ley de juego brasilera afectaría recaudación de Lotería

(Brasil).- Sérgio Ricardo de Almeida, titular de la lotería de Río de Janeiro (Loterj), publicó esta semana una columna en un diario local, destacando que la aprobación del juego en Brasil podría afectar potencialmente la recaudación de ciertas loterías del país. El ejecutivo señalo que han habido modificaciones al proyecto que fuera presentado inicialmente en el 2014, por lo que deberían revisarse ciertos aspectos.

Almeida, quien aseguró está a favor de la legalización de la industria del juego en Brasil remarcó que el proyecto de ley recibió substitutivos tras su primera revisión. En concreto el funcionario se refiere a la nueva redacción del artículo 5° del PL 186/14, la cual genera mucha preocupación a todos los estados y municipios de Brasil, en torno al mercado de lotería.

A su juicio, con este artículo se crea un monopolio en pleno siglo XXI, ya que el mismo atribuye al fuero federal el derecho de acreditar, otorgar y, consecuentemente, recaudar los tributos sobre los juegos legalizados en el país. En contrapartida, a los Estados les queda, solamente, la carga y el costo de la supervisión.

En esta misma línea, Almeida aseveró que Río de Janeiro, en especial, sería enormemente perjudicado en caso de que este proyecto sea aprobado sin las modificaciones pertinentes, ya que crearía un gran impacto negativo en materia de recaudación de juego.

“Para analizarlo en números tangibles, estados como Río de Janeiro y Minas Gerais, que cuentan con loterías estatales organizadas desde hace más de 70 años, podrían perder alrededor de BR$ 1,50 billones al año”, apuntó el titular de Loterj. “San Pablo dejaría de ganar entre BR$5 y BR$7 billones, de acuerdo a estudios realizados a partir de experiencias internacionales”.

Sin embargo, el ejecutivo dejó claro que a pesar de que estos elementos del proyecto requieren una nueva revision, apoya la aprobación de un marco regulatorio del juego en Brasil.

“Defendemos la creación de un marco regulatorio para los juegos en Brasil”, agregó en su columna Almeida. “Ha llegado la hora de hacer legales algunas modalidades y sacar a la luz lo que hoy está en la clandestinidad. Queremos no uno, sino varios casinos en nuestro estado”.

En tal carácter el titular dijo que son cuatro las regiones que cuenta con un gran potencial para recibir casinos y, consecuentemente, todas las inversiones que vienen aparejadas.

Según el ejecutivo, en Brasilia, el Porto Maravilha y toda su red moderna de cabos, está preparada para la instalación de casinos así como en la Costa Verde, con su enorme potencial turístico. Asimismo, Cabo Frío y Búzios tienen aeropuertos internacionales en las inmediaciones, y una gran sala de apuestas podría atraer además a un mayor número de navíos y grandes cruceros.

Finalmente, el experto concluye su columna diciendo que como un tema delicado en el país, la legalización de los juegos surge como una salvación en tiempos de crisis. El propio Gobierno Federal estima que ese nuevo mercado podría generar unos BR$20 billones al año.

No obstante, “la Unión no puede instituir restricciones injustificadas a la actividad de los Estados, inviabilizando o evitando sus habilidades para el funcionamiento de los servicios públicos estatales, bajo pena de violación a un principio federativo”, culmina Almeida. “Los Estados deben tener los mismos derechos de la Unión”.