10 noviembre 2020
Argentina
Elcordillerano.com.ar
Loteria
Compartir

El ex interventor de Lotería de Río Negro brindó un informe de su gestión

(Río Negro).- "El futuro interventor de Lotería se encontrará con un organismo moderno de prestigio nacional e internacional”, declaró Luis César Ayestarán, quien acaba de renunciar a la titularidad del área provincial, puesto que ocupaba desde agosto de 2015.

“Se trata de una decisión personal, fundada en la necesidad de afrontar nuevos desafíos profesionales”, comunicó.

Ayestarán destacó el apoyo que tuvo por parte del senador nacional Alberto Weretilneck.

En ese sentido, sostuvo que esa confianza le permitió, junto a su equipo de trabajo, “transformar para siempre la Lotería” de la provincia.

También, con respeto al sector que tuvo a su cargo, subrayó que “cuenta con certificaciones de calidad, tecnología de punta y un plan estratégico para los próximos años”.

En un informe que dio a conocer, recalcó puntos destacados de la gestión, entre los que se citan: la conformación de un convenio de garantía recíproca y solidaria con los agencieros, la creación del primer plan de incentivos de ventas del organismo dirigido a las agencias y subagencias, un trato con una aseguradora en resguardo de los puntos de venta, la organización de acontecimientos deportivos y actividades recreativas, la inauguración del edificio de la sede central, la renovación de tecnología en agencias oficiales (consiguiendo el cien por ciento de máquinas captadoras de apuestas on line), la generación del programa de juego responsable (con la inclusión de un formulario de autoexclusión gratuito, voluntario y confidencial), la obtención del cargo de tesorería de la Asociación de Loterías, Quinielas y Casinos Estatales de Argentina (ALEA) como también la presidencia de la Asociación de Empleados de Juegos Oficiales (AEJO), un reconocimiento internacional de la Corporación Iberoamericana de Loterías y Apuestas del Estado (CIBELAE), la presentación del proyecto “Sol de Río” (por el que la empresa Crown Casinos S.A. se compromete a la realización de obra para la provincia), el posicionamiento de sorteos de cupones no ganadores como política de acción social, el lanzamiento (junto a la Lotería de Neuquén y Canal 10) de los juegos Patagonia Telebingo y Patagonia Minibingo, el inicio de la despapelización (a través de la implementación del expediente electrónico), el mantenimiento de la tendencia de crecimiento y récord en recaudación (lo que se traduce en el aumento del monto de transferencias a la provincia), el lanzamiento de la quiniela La Rionegrina, la elaboración del Plan Estratégico 2020-2024 (lo que, se afirma, “consolida un modelo de gestión”), el primer allanamiento a un casino clandestino y la disolución de una red de quiniela ilegal, y la implementación de un modelo de “lotería inteligente”.

En lo que respecta a las certificaciones, se resalta el haber atravesado procesos de auditorías y la obtención de “la norma IRAM ISO 9001 de calidad, la norma IRAM ISO 27001 de seguridad de la información, el Referencial Normativo N°19 de gestión de calidad específico para sector de juegos de azar, y el Certificado Nivel 2 de Juego Responsable de la World Lottery Association (WLA)”.

Entre las actividades de responsabilidad y acción social, se destaca la realización de campañas de salud visual y concientización del VIH, así como la entrega de juegos integradores en escuelas especiales, sillas de ruedas anfibias, y camillas de rescate para los guardavidas. Además, se indica que se sostuvo el convenio con la Fundación Garrahan, con el envío de toneladas de papel para reciclar.

También se recalca el “vínculo constante con las empresas a cargo de todos los casinos de la provincia”, así como la implementación de “una APP para realizar un control digital de las máquinas slots en tiempo real”.

A su vez, en el informe se lee: “Llevamos adelante la licitación de casinos de Bariloche, El Bolsón y Jacobacci”.

Por otra parte, se manifiesta: “Nos convertimos en la primera lotería del mundo en incorporar Blockchain, ofreciendo mayor confianza a la ciudadanía sobre la información que genera y emite la lotería”. En ese punto, se explica que, con esa tecnología, se certifica “los extractos de La Rionegrina y el pago de premios mayores, ofreciendo la seguridad a clientes, terceras partes y auditores de que nadie puede alterar la información generada”.

En cuanto al incremento en la recaudación, se remarca que eso va traducido “en un aumento de transferencias destinadas a salud, desarrollo social, turismo, deporte, cultura, bomberos, el Sistema Integral de Protección de la Vejez (SIProVe), el fondo editorial y el sistema bibliotecario”.

En cuanto a los números, se muestra que la recaudación anual en 2015 fue de 889.076.116 pesos; en 2016, 1.193.226.975 (un 35% más); en 2017, 1.525.429.582 (un 28% más); en 2018, 1.826.459.734 (un 20% más); en 2019, 2.514.227.277 (un 38% más); y en 2020, hasta septiembre, 1.851.416.317 (un 3,66% más que el mismo período del año anterior).