18 abril 2022
Argentina
comercioyjusticia.info
Loteria
Compartir

Lotería de Córdoba informa recaudación récord

(Córdoba).- Los ingresos en febrero escalaron a $769,9 millones, ya recuperados de las restricciones por la pandemia. En ese marco, si bien la Quiniela siguió traccionando los números, las tragamonedas aportaron un canon total de $180,99 millones en febrero, el más alto de la serie. Los ingresos por Ley 9505, también en su punto más alto.

Lotería de Córdoba reportó ingresos por 769,9 millones de pesos en febrero, el mayor a valor nominal de la serie histórica del organismo, incluso más de 100 millones de pesos por encima de los meses de enero y diciembre, período este último que inaugura el balance anual de la entidad.

En ese contexto, fue clave el aporte de los juegos de distribución, particularmente de la Quiniela que en febrero recaudó 384,56 millones de pesos, más del 90% de los ingresos de ese tipo de juegos.

Mientras, los casinos reportaron en febrero 78,0 millones de pesos y los juegos foráneos 137,52 millones de pesos con el Quini 6 como estrella.

Sin embargo, el aporte clave provino de las tragamonedas que en el segundo mes del año implicaron para Lotería un canon de 180,99 millones, el mayor en términos nominales

La particularidad de ese ingreso es que es “limpio”, esto es no hay deducción alguna y el ingreso va de lleno a Lotería que, sin embargo, luego coparticipa en parte con aquellas localidades en dónde se encuentran las slots.

Para tener una comparación, en diciembre aportaron 132,88 millones de pesos y en enero 152,78 millones de pesos.

Otro parámetro

La mejora en los ingresos de Lotería también puede observarse, incluso en este caso a marzo inclusive, con la recaudación a través de la Ley 9505 del año 2008.

Esa norma incluye en su Título III la creación del Fondo para la Asistencia e Inclusión Social, por el término de cuatro (4) años, el que estará destinado al financiamiento del Programa de Asistencia Integral Córdoba (Paicor) y los demás programas de asistencia e inclusión social, conforme lo establezca la reglamentación.

Ese Fondo se integra con los aportes provenientes de las deducciones que deben efectuar los sujetos obligados sobre los premios pagados, en los porcentajes que para cada caso se establecen a continuación. Allí se incluye la Quiniela, Lotería y máquinas tragamonedas, entre otras que, en este caso, pagarán una alícuota del 7,5% “sobre el importe conformado por el cincuenta por ciento (50%) del total de los créditos de salida de cada uno de los juegos, en períodos quincenales, mediante la disminución equivalente del porcentaje de retorno, demostrable matemáticamente, modificándose el funcionamiento de la tabla de pago de premios sin que esto signifique alteración del premio obtenido”.

El ingreso de los tributos sobre esos juegos más otros existentes y por crearse, redundarán en recursos para asistencia social.

En ese marco, en enero pasado los ingresos por esa vía fueron de 267,5 millones de pesos, en febrero de 305,31 millones de pesos y en marzo de 339,68 millones de pesos.

Los números muestran así claramente como la actividad viene en franco repunte.

Comparación imposible

En cuanto a las comparaciones, cualquier cotejo no resiste análisis. Es que todas las cifras anteriores tienen como común denominador el impacto de la pandemia y la consecuencia cuarentena.

De hecho, los casinos fueron los primeros en cerrar y los últimos en normalizar su funcionamiento.

En ese marco, sólo los juegos de distribución siguieron operando, en particular la quiniela que tiene un aporte clave para los ingresos totales.

Pero el resto de los juegos de paño o bien las slots, sufrieron el parate de la cuarentena.

De hecho, en abril de 2020, las tragamonedas no sumaron monto alguno.

Luego, con las aperturas parciales tanto en horario como en aforo, las máquinas volvieron a contribuir en los ingresos de Lotería.

Por ejemplo, en enero de 2020, previo a la pandemia, las tragamonedas sumaron 203,94 millones de pesos como canon total, en febrero 198,79 millones y ya en marzo mostraron una evidente merma que se acentuó luego.

En tanto, en enero de 2021 cuando la actividad se normalizó de manera parcial, aportaron 120,63 millones, pero en junio cayó el ingreso a sólo 23,17 millones -la cuarentena se activó en parte- y en octubre lograron por entonces un récord de 244,18 millones de pesos.

Las slots que explota la Compañía de Entretenimiento y Turismo (CET) del grupo Roggio, opera en 17 localidades aunque, según datos a los que tuvo acceso Comercio y Justicia, la sala ubicada en Deán Funes cerró luego que se venciera el contrato de alquiler y los números para sostener el negocio no fueran los esperados por la compañía.