24 junio 2020
España
expansion.com
Otros
Compartir

Codere blinda con 18 millones a su consejo de administración ante posibles demandas

(España).- Codere ha acordado blindar a su consejo de administración ante eventuales demandas o indemnizaciones con un total de 18 millones de euros, decisión que deberá ser refrendada por la junta de accionistas que la compañía celebrará el próximo 24 de julio, en la que también se someterá a votación una reducción de capital de cara a favorecer la inyección de nuevos fondos.

En la convocatoria del evento, remitida ayer a la CNMV, la casa de apuestas española informa de que su consejo de administración ha aprobado elevar de dos a 20 millones la remuneración máxima del principal órgano de gobierno de la sociedad, cuyo capital está dominado por fondos oportunistas como Silver Point (23,1%), Abrams (8,72%), Contrarian (9,85%) y M&G (13,6%) desde la reestructuración de 2016.

La retribución fija de los miembros del consejo por el desempeño de sus cargos se mantiene en dos millones de euros, cifra que, no obstante, se amplía hasta 20 millones para incluir una cobertura jurídica de responsabilidad de los consejeros.

"La sociedad únicamente prestará tal cobertura en caso de resultar necesario por producirse unos gastos de defensa o indemnizaciones que sean impuestas a los consejeros y el consejo de administración considere (...) que se dan las condiciones para otorgar el correspondiente reembolso limitado", explica Codere, que precisa que se excluirán de la póliza de cobertura aquellas actuaciones de sus consejeros que sean de la mala fe o perjudiciales para el interés de la empresa.

Fuentes oficiales de la compañía explican que esta cobertura se produce después de que la crisis sanitaria, la incertidumbre económica y las circunstancias de litigiosidad de Codere, hayan "imposibilitado" la renovación en "condiciones razonables" de la póliza D&O (en inglés directors and officers) del consejo de administración, seguro diseñado para cubrir las posibles responsabilidades civiles de los administradores.

La medida llega después de que el pasado septiembre, la familia Martínez Sampedro, que fue apartada de funciones ejecutivas en enero de 2018 y que aún controla un 14% de Codere, diera un paso importante en su ofensiva contra los fondos al abrir un proceso de discovery en Estados Unidos para demostrar una actuación coordinada de los fondos para controlar conjuntamente la compañía sin lanzar una opa por el 100% del capital.

Además, se produce en un momento en el que Codere está atravesando una delicada situación financiera y ultima un acuerdo con sus bonitas para extender el vencimiento de cerca de 800 millones de euros en deuda que tiene vencimiento en 2021 y ampliar su liquidez en más de 100 millones de euros. De no salir adelante el acuerdo, la continuidad de la empresa, dueña de casinos, bingos y máquinas tragaperras, se vería seriamente comprometida y podría desembocar en un concurso de acreedores.

Reducción de capital

En este sentido, el consejo de administración de Codere también ha aprobado someter a votación en la junta de accionistas una reducción del capital social de la empresa con la finalidad de favorecer una o varias inyecciones de fondos en el mercado en el futuro. "Por el momento no hay ninguna operación de este tipo prevista y la compañía sigue evaluando todas las opciones posibles", aseguran desde la empresa.

Los Martínez Sampedro, a través de Masampe, que está representada en el consejo por el exportavoz del Gobierno Pío Cabanillas, han vuelto a solicitar el cese del actual presidente no ejecutivo de Codere, Norman Sorensen, así como de otros dos consejeros, Matthew Turner y Timothy Lavelle.