16 junio 2022
Mexico
mvsnoticias.com
Otros
Compartir

AIEJA pide cambios en los impuestos al sector del juego

(México).- La Asociación de Permisionarios, Operadores y Proveedores de la Industria del Entretenimiento y Juego de Apuesta en México (AIEJA) solicitó al Gobierno una reforma en el sistema tributario que se aplica al sector.

Según lo expresado por su presidente, Miguel Ángel Ochoa, la cantidad de impuestos que deben pagar es excesiva y estrangula el crecimiento del sector. Esto se debe a que cada municipalidad y cada estado aplican los gravámenes que estiman convenientes. Y a estos, hay que añadir los que se imponen a nivel federal.

Por ello, desde la AIEJA llevan años solicitando que los impuestos se estandaricen en todos los territorios y se unifiquen en forma de un único tributo federal justo y proporcional a las ganancias. Y que sea el Gobierno central el que más tarde distribuye lo recaudado entre las distintas entidades federativas.

El sector del juego ha mantenido un crecimiento sostenido durante los últimos años. Parece haberse convertido en la gallina de los huevos de oro que los gobiernos de todos los niveles quieren explotar para sanear sus economías. Y esto podría no ser sostenible a largo plazo. 

Autorizar la apertura de más salas significa recaudar más impuestos

Miguel Ángel Ochoa también propuso una forma alternativa para que la cuantía de los impuestos recaudados fuese más elevada. En lugar de incrementar los gravámenes sobre los casinos actuales, podrían abrirse más salas.

En la actualidad, en el sector hay 36 empresas con permisos de juego que gestionan 384 salas. Según lo dispuesto en la Ley del Juego, con ese número de licencias, podrían llegar a abrirse un total de 754 establecimientos. Pero el Gobierno lleva tiempo sin conceder nuevos permisos de apertura.

Entonces, si se autorizase la inauguración de nuevos locales hasta llegar a ese número, el total de impuestos recaudados podría elevarse sustancialmente. Incluso aunque esta medida fuese acompañada de una bajada en los tipos impositivos.

Para dar contexto a estas afirmaciones, el presidente de la AIEJA también recordó que esos 384 casinos aportan alrededor de 5.000 millones de pesos a Hacienda y unos 2.500 millones a las arcas municipales y estatales antes de la llegada del COVID.

Los impuestos a los casinos en línea extranjeros contribuirían a aumentar la recaudación

Otro punto que ayudaría a recaudar más impuestos sin exprimir a las empresas sería terminar de regular el juego online de una vez. En estos momentos, la legislación no es del todo concreta y los operadores extranjeros se encuentran en una zona gris. No están tributando a Hacienda ni a ningún otro ente. 

La demanda de juegos en línea por parte de los ciudadanos mexicanos es alta. Esto hace que no paren de aparecer nuevos casinos en línea y otras webs de temática relacionada. Por ejemplo, portales con guías de juego, estrategias, reseñas de juegos y comparativas de operadores. Es fácil encontrar una tragamonedas aquí que encaje con las preferencias personales de cada uno. Y lo mismo para cualquier otra categoría de juego.

Para los profanos, podría parecer una actividad residual o con un volumen de negocio tan bajo que no mereciera la pena el esfuerzo. Pero, según Forbes, este sector mueve más de 2.000 millones de dólares al año. Y la mayor parte de la actividad se concentra en webs de juego extranjeras que ven en México un mercado muy rentable.