13 enero 2022
Puerto Rico
elvocero.com
Slots
Compartir

Cuestionan el aumento en el número de slots en Puerto Rico

(Puerto Rico).- La alegada propuesta de la Comisión de Juegos de Azar de duplicar el número de máquinas de entretenimiento para adultos en Puerto Rico de 25.000 a 50.000, fue rechazada por el legislador de Partido Nuevo Progresista (PNP), José Aponte, por entender que convertiría a Puerto Rico en un casino gigante, sometiendo a la gente a la adicción al juego de azar sin recaudar nada o muy poco de los recaudos sugeridos.

No obstante, la Comisión de Juegos aclaró que no proponen duplicar la cantidad de máquinas existentes, sino conectar el tope de máquinas que la Ley vigente permite, equivalente a un máximo de 45 mil.

Hasta el momento, la Comisión de Juegos ha otorgado licencias a 110 operadores para un total de 25 mil máquinas.

La Comisión presentó un estudio que estima que existen alrededor de 80 mil máquinas operando de manera ilegal, que no generan ingresos para el fisco.

Según Aponte, esta iniciativa convertiría a lugares como el Hipódromo Camarero en un casino gigante.

Alegó que hay máquinas en las Agencias Hípicas y el Hipódromo que no están siendo fiscalizadas apropiadamente, al extremo de que supuestamente los dueños de caballos y otros dentro de esta industria han solicitado una auditoría forense de lo registrado por la Administración del Hipódromo.

“Sencillamente las cifras no sostienen la presunción de tantos recaudos. No se está fiscalizando las actuales, ¿como se espera que lo hagan con el doble? Si tan reciente como en junio de 2021 salió a la luz pública que la Comisión ha otorgado alrededor de unas 100 licencias para operar esta modalidad de maquinitas desde el mes de enero. Sin embargo, no existe reglamento todavía y las mismas no están conectadas al Departamento de Hacienda, facilitando así la evasión”, agregó el representante.

Ante las alegaciones, Orlando Rivera, director ejecutivo de la Comisión de Juegos, explicó que el objetivo es poner a pagar a los operadores que están por la libre, para que el gobierno pueda generar ingresos que se destinen a la Policía y a los planes de retiro de los municipios.

Aclaró, además, que en los 17 casinos que operan en Puerto Rico, hay alrededor de cinco mil tragamonedas que producen cerca de $300 millones al año.

En torno a El Hipódromo Camarero, aseguró que no tiene máquinas en sus instalaciones, a tono con lo dispuesto en la Ley 83 de 1987.

“Es esta misma ley la que aprobó la distribución de hasta 5,000 máquinas para la industria de agencias hípicas. A pesar de que la ley autoriza el tope de 5,000, actualmente operan 3,247 máquinas en 400 agencias hípicas. Es importante aclarar que tanto las máquinas que opera la industria hípica como las de los casinos cuentan con un sistema de tecnología de interconexión que permite al gobierno fiscalizarlas y saber cuánto producen”, explicó Rivera.

Acorde con el legislador Aponte, un estudio realizado por la firma Spectrum, estableció que —con la eliminación de todas las maquinas ilegales de la calle— el gobierno podría obtener $171.7 millones adicionales en ingresos.

Mientras que un estudio de la National Coalition Against Legalized Gambling, establece que el costo al gobierno de cada jugador compulsivo ronda entre los $14,006 y $22,077 por año.