23 junio 2022
España
okdiario.com
Sportsbook
Compartir

El ataque de Garzón al juego no evita que las apuestas en internet suban un 7% este año

(España).- La ley que regula el juego en España ideada por el Ministro de Consumo, Alberto Garzón, no logra el cambio que el ministro quería dar al sector.

Los depósitos para el juego se incrementan un 7,14% en el año, hasta los 769,83 millones de euros. Las cifras de negocio de enero a marzo de este año reflejan un ascenso en la inmensa mayoría de métricas si se comparan con los tres últimos meses de 2021, que fue el primer trimestre completo con la legislación en vigor.

Los concursos experimentaron en el trimestre un ascenso del 452,4% en comparativa trimestral, según el último informe de la Dirección General de Ordenación del Juego (DGOJ), dependiente del Ministerio de Consumo. Desde el organismo esgrimen que la subida en la participación en concursos se debe a que el primer trimestre de cada año presenta un «comportamiento irregular» si se atiende a la serie histórica, que se inició en 2012. El segmento de apuestas tuvo una tasa de crecimiento del 49,07%, la del póquer aumentó un 19,04% y la de casinos registró un alza del 3,26%, mientras que el bingo experimentó un decrecimiento del 12,26%.

La mejora del negocio supuso que los operadores de juego viesen mejorado su margen de beneficio hasta los 204,43 millones de euros, un 16,25% más que en los tres meses anteriores, y elevaron su gasto en marketing un 15,52%, hasta los 107,87 millones. La publicidad era piedra angular del real decreto de Comunicaciones Comerciales de las actividades del juego pues Garzón estimó que a mayores restricciones a los anuncios, menor sería la tasa de juego.

De inicio, la franja horaria para toda la publicidad del juego era más laxa y permitía los anuncios en horarios de máxima audiencia, pero las críticas en este sentido hicieron que Garzón diese marcha atrás y lo restringiese a la madrugada, de 1 a 5 de la mañana, además de no permitirse el patrocinio en camisetas o equipaciones deportivas. Aún así, el negocio sigue en mejoría pese a otras medidas que se incluyeron en la legislación como la prohibición de promociones para captar nuevos clientes.

La reducción más considerable que se produjo respecto al periodo de octubre a diciembre del año pasado fue la creación de cuentas nuevas, que descendió un 12,81%, hasta las 558.703 nuevas, 186.232 usuarios de media al mes. Eso sí, la media mensual de cuentas de juego activas fue de 1,02 millones, lo que implicó un incremento del 5,81% respecto al trimestre anterior.

El impacto negativo de la ley del juego de Garzón también se aprecia si se comparan los datos de los últimos tres meses de 2021 con el tercer trimestre del mismo año donde en su último mes entró en vigor la ley. Durante los meses de septiembre a octubre cayeron con fuerzas las principales métricas del informe sobre el juego con ejemplos como una reducción de las cuentas nuevas del 25,07%. En cambio, todo cambió en el cierre de año. Esa misma partida se elevó de octubre a diciembre un 23,30%, los depósitos subieron un 12,45% y el marketing se incrementó un 4,87%. Eso sí, los jugadores recogieron beneficios al crecer las retiradas un 21,71%, desde la caída del 5,56% de tres meses antes.